Obtener el Social Insurance Number de Canadá

Lo bueno de tener un visado legal de trabajo es que te permite obtener el SIN number o número de la seguridad social para que las empresas puedan contratarte. Este número se consigue en las oficinas de Service Canada establecidas para ello y que podéis consultar aquí.

El principal problema de este trámite es que hace falta una dirección de correo postal fija, ya que aunque el número te lo dan en el momento,  la tarjeta te la envían a casa. La tarjeta tarda en llegar entre 10 y 15 días hábiles y la dirección del hotel y o la del hostel no vale (además de que es posible que ya no estés allí!!!)

En la embajada de Madrid nos dijeron que la tarjeta se podía recoger en la misma oficina: pues bien, esto NO es posible. Para que veáis que lo intentamos, fuimos a dos oficinas diferentes donde podíamos realizar el trámite y las dos nos dijeron exactamente lo mismo, que la tarjeta no la envían ellos, sino que se envía desde una oficina central a la dirección del titular.

Una vez que tenemos dirección (nosotros tuvimos que poner la de un amigo porque todavía no teníamos piso), durante el trámite te hacen una serie de preguntas sobre los datos de tus familiares y, la que más gracia nos hizo, si tienes hermanos gemelos. Suponemos que para que no pueda suplantar tu identidad….;))))

Y ya está, en 30 minutos te vas con tu número y a esperar a que llegue la tarjeta… y mientras tanto ya puedes ir buscando trabajo, que es de lo que se trata.

Dos semanas más tarde…

Ya tenemos nuestra tarjeta!! Pensábamos que tendríamos que ir a cambiar la dirección a la oficina otra vez y poner la actual, sin embargo, cuando recibimos la tarjeta la semana pasada, nos acercamos a la oficina y nos dijeron que no, que la tarjeta no va unida a ningún tipo de dirección, simplemente necesitan un primer domicilio para hacértela llegar, pero nada más.

Así que el trámite ya está hecho, la tarjeta lleva una fecha de caducidad ligada a la duración del visado, y si nuestra situación “legal” en Canadá cambiara habría que ir a modificarlo a la oficina de nuevo para que nos enviaran una tarjeta nueva.

Resumiendo, que es un trámite fácil de realizar si tienes visado de trabajo con el único problema de la dirección postal.

Esperamos que os haya sido de ayuda!!!

Anuncios

Cambio de divisa

Estos primero días hemos tenido que hacer muchas cosas, como es lógico cuando te vas a quedar durante un año en una ciudad nueva para ti. Aunque parezca obvio, una de las tareas fue cambiar dinero.

Nosotros habíamos cambiado dinero en España, pero muy poquito, porque considerábamos que el cambio no nos beneficiaba en absoluto, así que pensamos en cambiar dinero una vez en Toronto. Ya sabéis, la pela es la pela.

Un amigo nos comentó que el mejor lugar para cambiar dinero en Toronto estaba en Chinatown y se llamaba “Goldium”, así que allí que nos fuimos. Aquí tenéis el resultado:

Para que os hagáis una idea, en España se quedaban con 10 céntimos por cada euro cambiado, es decir, una comisión “bajo manga” de un 10%. En Chinatown sólo se quedaban con 2 céntimos y ni enseñar pasaporte, ni fecha de caducidad del mismo ni nada, pasabas los euros por la ventanilla y te los devolvían en dólares canadienses.

En comparación con otros establecimientos de cambio que hemos encontrado en la ciudad esta gana por goleada, ya que los demás se quedan con 2 o 3 céntimos más por euro. Desconocemos si esta “empresa” tiene más oficinas de cambio en otras ciudades de Canadá, pero para Toronto es el mejor cambio de divisa sin duda alguna.


Fotos de nuestro pisito…

Bueno, y como lo prometido es deuda…….. ahí van algunas fotitos de nuestro “basement” subterráneo 🙂 !!!! Como podéis ver sólo tiene tres estancias, es pequeñito, pero suficiente para los dos. Es como volver a nuestro primer pisín de San Vicente!! 😉

Esperamos que os gusten!!

La cocina/salón/comedor (sí, no busquéis el sofá que no está):

El aseo:

Y nuestro dormitorio:

Un abrazo enorme!!!


Buscar piso en Toronto

Después de nuestra odisea buscando piso en Toronto, hemos pensado que podría ser útil escribir un post al respecto ya que la búsqueda de un lugar para vivir es fundamental cuando llegas a Canadá: para solicitar el número de la seguridad social para poder trabajar necesitas una dirección, y no vale ni la del hotel ni la del hostel porque, aunque el número te lo dan en el momento, la tarjeta tarda casi tres semanas en llegar. Así que lo primero es buscar piso.

Antes de empezar, nos gustaría destacar que toda la gente con la que hemos hablado nos ha dicho que hemos venido en mal momento, porque la universidad empezó a finales de septiembre, y todos los estudiantes habían buscado ya piso, o sea, que todo lo mejor ya había sido cogido. Así que aquellos que tengáis pensado venir para el otoño hacedlo a finales de verano

Además, nosotros sólo podemos hablar de nuestra experiencia en Toronto, ya que nos consta que en otras ciudades, como Montreal por ejemplo, funciona de otra manera: allí es un poco más difícil encontrar piso porque hay que garantizar el pago comprobando las cuentas del banco, o al menos eso tenemos entendido.

En nuestro caso, de todos los pisos que hemos visto en ninguno nos han pedido demostrar recursos económicos, salvo en el último, el que nos quedamos, pero diciendo que el visado suponía que disponíamos de 2500 CAD$ cada uno en el banco fue suficiente. Con esto lo que queremos decir es que es “relativamente” fácil encontrar un piso o una habitación, porque hay mucho movimiento de personas. Sin embargo, tal movimiento de gente también implica que los pisos sean más caros, ya que los caseros se aprovechan de la situación.

Lo normal es tardar unos 15 días en encontrar una habitación o un apartamento, si uno depende mucho del precio. Para una pareja es un poco más lento, porque la mayoría de las habitaciones son individuales así que hay dos opciones: o buscar dos habitaciones en la misma casa (muy difícil) o buscar un piso para los dos. Un apartamento en un condo (o edificio con tropecientasmil viviendas con urbanización, piscina, gimnasio, portero…) es una opción bastante cara, sobre todo en Toronto. La opción más barata es el sótano (nuestro caso), que al fin y al cabo es como un pequeño apartamento (aunque con muy poca luz natural).

Nosotros  estamos pagando 900 CAD$ al mes todo incluido: luz, agua, gas, internet, televisión por cable… es un precio habitual, ni muy caro ni muy barato. Teniendo en cuenta que es un “basement” (un semisótano de una casa de tres alturas) para los dos está bastante bien.

La forma de encontrar un lugar para vivir es fácil: sentarse delante del ordenador durante horas, actualizar la página constantemente para asegurarnos de ser los primeros en ver el piso, llamar por teléfono o mandar un email, y ver el sitio lo antes posible porque hay mucha gente en la misma situación!!

Uno de los problemas principales a la hora de buscar piso es el tiempo que te vas a quedar. Normalmente los caseros piden mínimo un año, que está bien porque el visado tiene un año de duración también. Eso implica que hay que mirar bien dónde vive uno, porque habrá que estar todo el año. Debido al movimiento de personas del que os hablábamos antes, también hay gente que pone en alquiler su habitación o apartamento sin haber terminado su contrato para recuperar la fianza (subletting) por el tiempo que les queda de contrato.

Normalmente los caseros piden first and last month, es decir, el pago del primer mes y una fianza, igual a la mensualidad, que se utiliza como pago del último mes cuando acaba el contrato. En vista de cómo están los precios Toronto no es una ciudad para venir con poco dinero ahorrado. De hecho, hay que poder disponer de esos dos meses en el momento así que si la intención es sacar dinero con tarjeta una vez en la ciudad aseguraos bien de la cantidad que os permite sacar diariamente vuestro banco.

Y, para concluir, simplemente nos gustaría apuntar las dos páginas principales para buscar piso: www.craigslist.org y www.kijiji.ca  Las dos están bien, craigslist tiene más anuncios, pero también más timos así que, aunque no haga falta decirlo, cuidado!!

A ver si podemos poner unas fotitos de nuestro basement en el siguiente post…


Ya estamos aquí!!!

Hola a todos de nuevo!!! Pues sí, pues sí, ya llevamos una semana en tierras canadienses y está empezando a llegar el frio!!! Ayer se empezó a notar que el tiempo cambiaba… y lo peor está aún por llegar!!!

Sé que hemos tardado en publicar un primer post desde Toronto, pero hasta que no hemos tenido un sitio donde asentarnos nos ha sido complicado escribir. Sí, sí, un sitio donde asentarnos: ya tenemos casa!!! Bueno, no es una casa como tal, es un “basement” o sótano, que aquí en Canadá son muy comunes: los dueños viven encima y alquilan el sótano para obtener un ingreso extra.

Todo el mundo nos dice que hemos sido muy rápidos, pero nos ha costado esfuerzo, sudor y lágrimas (bueno, a lágrimas no hemos llegado). Iba a decir que no os podéis imaginar lo que alquilan por ahí, pero sí, os lo podéis imaginar… hasta que hemos dado con el lugar perfecto!! Además, aquí también existen los timos con el tema de los pisos: que si está en Nueva York por temas de trabajo y no puede enseñártelo, que es cura y está en África y que le mandes el dinero… de todo vamos.

Lo bueno es que ahora ya lo hemos encontrado, y que el casero ha confiado en nosotros, porque si no tienes trabajo desconfían de que puedas pagar el piso. El hecho de tener la Working Holiday Visa en nuestro pasaporte abre muchas puertas, porque es OFICIAL, os lo garantizo!!

Pues eso, que a partir de ahora podremos escribir más a menudo. Ya os contaremos!!

Marta y Javi