Visita al Fort York, Toronto

Sí!!!! Por fin!!! Un mes después de haber llegado a Toronto hemos podido dedicar un día a hacer de turistas!!! y no es porque no tuviéramos ganas, si no porque hacia un frío de narices que no invita a hacer turismo. Como anécdota, el día de nuestra visita tuvimos 16 ºC, y al día siguiente 2 ºC y eso que según la gente que vive en Toronto todavía no hace frío.

El domingo pasado fue el Rememberance Day o el día en el que los canadienses (en realidad todos los países de la Commonwealth) recuerdan a los caídos en los conflictos bélicos y misiones de paz en los que ha participado su ejercito. Habíamos pensado aprovechar el día para ir a visitar el Fort York, que es el fuerte desde el que surgió la ciudad de Toronto, vamos, la cuna de la ciudad. Cuando llegamos estaban realizando un homenaje precisamente por tratarse del Rememberance Day y a continuación abrieron el Fort York de manera gratuita para todo el que quisiera visitarlo.

Y allí que fuimos nosotros!!! Algunas fotos que lo acreditan:

Como podéis ver, es un fuerte que se conserva como una isla dentro de la ciudad, con los edificios originales del siglo XIX (los que quedan son de esa época) y recreado para que parezca que retrocedes dos siglos en el tiempo. La verdad es que el contraste con los edificios contemporáneos es brutal…

Creemos que es la parte más antigua que se conserva de Toronto, y eso que originalmente es del siglo XVIII… ya sabéis que antes de esa fecha aquí sólo vivían las denominadas Primeras Naciones. Pero no es el típico museo que te aburre, sino que se nos hizo muy ameno y como hacía tan buen tiempo agradecimos tener que pasear por el recinto para poder visitarlo.

Había mucha gente, pero aprendimos mucho sobre el origen de la ciudad y nos resultó muy interesante. Recomendamos totalmente la visita!!!

Literas en las que dormían los soldados

Ropa de los soldados…

Estas señoras estaban cocinando una receta tradicional y explicaban a los visitantes cómo lo hacían

Más información sobre el Fort York en esta web

Anuncios

Entradas gratuitas en la Biblioteca Pública de Toronto

Otra de las tareas obligatorias cuando tengáis piso en Toronto: hacerse el carnet de la biblioteca!! No sólo porque te permite acceder a ordenadores, diccionarios, libros de idiomas… sino porque también tienen entradas de museos gratuitas.

Sí, sí, nosotros no lo sabíamos pero cuando fuimos el otro día a hacernos el carnet (por cierto, hace falta llevar el contrato de alquiler, si no tenéis contrato se puede presentar algún recibo domiciliado a vuestro nombre) vimos que en la entrada tenían un cartel con algunos museos tachados y otros disponibles. Preguntamos y nos dijeron que eran entradas gratis para algunos museos de la ciudad.

Sólo se puede recoger un pase por persona y sólo una vez a la semana, pero sirve para dos personas y hasta cinco niños. Tiene tres meses de validez, es decir, hay que utilizarla en los tres meses siguientes y hasta que no pasen esos tres meses no se puede volver a pedir el mismo museo. Además hay fechas en las que no puede utilizarse el pase, como navidad o en las vacaciones escolares de marzo.

Aunque en Toronto hay una biblioteca central, hay muchas más bibliotecas distribuidas por los diferentes barrios de  la ciudad. Todas tienen entradas a museos, pero no todas tienen entradas para todos los museos. Hay entradas para un número determinado de museos que están disponibles en todas las bibliotecas. Sin embargo, los pases de los museos más visitados sólo se ofrecen en ciertas bibliotecas. En este enlace podéis ver cómo funciona el servicio.

La cuestión es que sólo hay 5 pases por biblioteca por museo a la semana. Los pases se reponen el sábado por la mañana, a las 9:00h, así que si interesa alguno en concreto hay que buscar en qué biblioteca está y estar el primero para recogerlo. Sí, es lo que tiene no disponer de muchos recursos económicos el primer mes!!!

La biblioteca más cercana a nuestra casa sólo ofrece ciertas entradas así que nos toca ir a una en otro barrio si queremos visitar museos como el ROM, AGO o el Zoo de Toronto. El primer pase que cogimos lo solicitamos un jueves así que entendemos que es que nadie los había pedido a lo largo de la semana. Lo que queremos decir es que si os interesa mucho visitar algún sitio concreto podéis acercaros a las diferentes bibliotecas y ver si aún tienen pases disponibles.

Resumiendo, que para aquellos que vayáis a vivir en Toronto durante un largo periodo de tiempo y podáis visitar los diferentes museos de la ciudad a lo largo del año esta es la mejor opción sin duda. Aquí las entradas de los museos no bajan de los 15 dólares canadienses y si sois dos… poder conseguirlas de manera gratuita compensa, la verdad.