Cambio de estatus

Hola hola!!! Cuánto tiempo sin saber de nuestra vida eh? No, no hemos dejado de escribir en el blog porque nos hayamos vuelto a España, la razón es que nuestra situación ha cambiado desde hace un par de meses y apenas hemos tenido tiempo para publicar. Pero aquí seguimos!!

Como sabréis la Working Holiday Visa se nos acababa a finales de septiembre (ufff cómo pasa el tiempo!!!)  y en vista de que ninguno de los dos tenía posibilidades de esponsorización, empezamos a barajar cuáles eran nuestras posibilidades de quedarnos en el país durante más tiempo.

La idea principal era poder quedarnos lo dos pero la situación era la siguiente:

  • Javi podía optar a la Young Professionals pero eso le ligaba a su empresa de trabajo actual y si la empresa decide rescindirte el contrato en cualquier momento, tienes que abandonar el país.
  • Marta no tenía mucha confianza en que pudiera optar a la Young Professionals porque su único trabajo había sido la tienda, que sería para lo que podría pedir este visado, y no siendo cualificado había pocas posibilidades de que se lo concedieran.  Así que solo podría estar como turista.

Después de darle muchas vueltas y comernos la cabeza día sí y día también, decidimos (a mediados de abril) que lo mejor era que uno de los dos estudiara en un College (que es más barato que la universidad) y el otro podría optar a un visado de trabajo abierto por ser common-law (pareja de hecho) durante el tiempo de estudio del primero. Como Javi tenia trabajo cualificado, a Marta le ha tocado volver a estudiar… como si no se hubiera pasado toda la vida estudiando!!! ;))))

Así que ahora Marta es una estudiante de nuevo, con visado de estudiante vaya, y está metida de lleno en un posgrado de un año en el Centennial College concretamente en un programa llamado Culture and Heritage Site Management que no le deja tiempo para nada, ni para escribir posts.

Como os podréis imaginar, esta súper idea nos ha costado sangre, sudor y lágrimas y no ha sido barata precisamente. Los estudiantes internacionales pagan el doble de lo que paga un nacional pero hasta ahora ha merecido la pena cada dólar invertido.

Tuvimos que tramitar todos los visados con la oficina de París, que es la que nos corresponde por nacionalidad, y hubo que hacerlo con suficiente antelación. Si solicitas un visado de estudiante individual en dos meses tienes respuesta, pero al solicitarlo con un visado de trabajo abierto para otra persona tardó un poco más. Enviamos toda la documentación por correo a París y unos meses más tarde recibimos los emails (que tanta alegría dan) con los visados aprobados.

Ya que estábamos con la Working, tuvimos que cambiar el visado a finales de agosto para que Marta empezara el curso con el nuevo visado de estudiante. Fuimos a las Cataratas del Niágara, cruzamos el puente que une la zona canadiense con la zona americana a pie, entramos en EEUU con la idea de ver las cataratas desde el lado americano y volvimos a Canadá por el mismo puente y activamos los nuevos visados. Y de paso visitamos las Cataratas que no lo habíamos hecho aún!!!

Marta empezaba las clases el 3 de septiembre así que apuramos hasta el último día para cambiar el visado. Cruzamos el 31 de agosto e hicimos bien esperando tanto porque aunque a los estudiantes les suelen dar un study permit válido hasta 3 meses después de la finalización de los estudios, a Javi sólo le podían dar legalmente un año de open work permit, así que a Marta le ha caído sólo un año de study permit, ya que nuestros visados van unidos.

Resumiendo: tenemos visado hasta el 30 de agosto de 2014 por lo que nos espera un nuevo invierno en Canadá y ya veremos que nos depara este nuevo año. De momento las cosas sólo han ido a mejor así que, sin duda, este nuevo año promete!!!

Gracias por seguir ahí!!!


Visita a Niagara-on-the-Lake

No, Niagara-on-the-Lake no es el sitio donde están las famosas cataratas del Niágara pero sí, está cerca. Esta es la excursión que hicimos hace un par de fines de semana aprovechando que teníamos un coche disponible.

Niagara-on-the-Lake es un pueblo pequeñito, está bien para pasar una mañana o una tarde, apenas tiene 4 calles… pero qué calles!!! Todas adornadas con flores y con una arquitectura del siglo XIX. La verdad es que es como viajar en el tiempo… y para muestra un botón 😉

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_1

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_2

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_3

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_4

En la oficina de turismo, que se encuentra en la calle principal (Queens st.) puedes coger un folleto muy cómodo que incluye un pequeño plano y sugiere una ruta histórica que se puede realizar fácilmente en una hora. También puedes descargarlo aquí. Si sigues la ruta llegas hasta el Fort George, que se puede visitar en su interior. Nosotros no lo visitamos porque la entrada nos pareció realmente cara y es parecido al Fort York que se puede visitar de manera gratuita en Toronto.

Ya os podréis imaginar que es un sitio muy turístico, de hecho, los grupos turísticos suelen combinar la visita de Niagara-on-the-lake con la de Niagara Falls, porque en un par de horitas puedes visitar todo el pueblo. Incluso hay un autobús que sale desde las cataratas para poder visitarlo.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_8

Si vais en coche consultad en la web las zonas donde se puede aparcar porque hay algunas gratuitas y otras de pago y la diferencia son 3 minutos andando. No sólo por el dinero, sino porque la duración del estacionamiento es limitada. También se puede consultar aquí.

Desde 2003 su casco antiguo es National Historic Site of Canada. A pesar de su imagen turística, se trata de un enclave con muchísima historia, ya que llego a ser la primera capital de Ontario. Además del municipio en sí, éste tiene una oferta de turismo enológico alrededor brutal, como casi toda la región del Niágara, porque es la región vinícola por excelencia de Canadá.

Los restaurantes no parecen muy baratos, pero el parque principal (Simcoe Park) tiene unas mesas estupendas a la sombra de los árboles para hacer picnic, que es lo que estaban haciendo los lugareños (y nosotros también), así que para los presupuestos limitados también es asequible.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_5

Una de las cosas que más nos llamó la atención es que, a pesar de ser tan turístico, entre el comercio no se encuentran las grandes marcas, sino que todo es comercio local (salvo un Starbucks y un pequeño The Bay, que es una compañía con mucha historia en Canadá).

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_7

Para aquellos que ya estéis por la zona o para los que estéis pensando en venir, es un buen sitio para combinar con una visita a las cataratas o con un día de turismo activo en bicicleta por la zona (antes de entrar en el pueblo hay varias empresas que se dedican a eso y alquilan bicicletas). Sin duda, lugar pintoresco donde los haya.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_6


Visita a la CN Tower (y su restaurante)

Ya está, chiste al canto…¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto? Torontontero!!! ¿Cuántas veces habremos escuchado ese chiste cuando decíamos que veníamos a vivir a Toronto? Nosotros muchas, la verdad 😉

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_1

El caso es que tanto chiste y tanto ver la CN Tower desde casi cada rincón de la ciudad que al final nos decidimos a subir y visitarla. Aprovechando que era el cumpleaños de Marta, pensamos que estaría bien comer en el restaurante 360 de la torre para celebrarlo.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_2

Seguro que pensaréis: “Hala, pues sí que les ha ido bien en Toronto a estos que eso tiene que ser muy caro!!!”. En realidad no lo es tanto. Para la comida, el restaurante ofrece un menú a precio fijo (con varios entrantes, platos principales y postres a elegir) por 55 CAD$.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_3

Por el hecho de comer en el restaurante, luego puedes visitar el mirador de la torre así que es como si la entrada estuviera incluida. Si tenemos en cuenta que dicha entrada cuesta 30$, ya no parece tan caro el menú ¿verdad? El restaurante tiene una plataforma que va girando 360º, gira muy despacito, apenas se nota, pero es espectacular disfrutar de la comida con esas vistas. Algunas fotos del paisaje, y eso que estaba nublado… (Dicen que los días claros se ven hasta las cataratas del Niágara)

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_5

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_6

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_7

Pues eso es lo que hicimos, comer y aprovechar para ver torontontero. Cuando terminas te indican cómo bajar al mirador interior y al exterior, que no tiene mucho porque tiene una reja por seguridad (Obviamente!!!!). La verdad es que una vez que has disfrutado de las vistas desde el restaurante el mirador ya no te parece tan bonito… Es cierto que la entrada de la CN Tower incluye las vistas a ese mirador y a otro más alto, al que nosotros no podíamos acceder así que desconocemos si el más alto es más espectacular.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_8

Y después lo que todo el mundo paga por ver: el suelo de cristal. Siento decepcionaros pero no es para tanto, aunque la foto de rigor que no falte!!

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_9

En la propia torre hay carteles gigantes explicativos del por qué de la importancia de la CN Tower: ésta fue construida en el año 1976 y en 1995 fue declarada como una de las siete maravillas del mundo moderno por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles. Además, fue durante mucho tiempo la torre más alta del mundo y por tanto uno de los principales recursos turísticos del país.

(Para aquellos que tengáis miedo a las alturas: Marta tiene muchísimo miedo y cuando subes en el ascensor panorámico da un poco de impresión al principio, pero va tan rápido que para cuando te das cuenta ya estás arriba.)

Para acabar, sales por la tienda y listo, se acabó la visita. Más tarde pensamos que hubiese sido más espectacular haber cenado y ver la ciudad iluminada por la noche, pero también mucho más caro. Así que esa nos la guardamos para otra posible celebración. Y sí, lo podemos confirmar, se ve torontontero!!

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_4


La Rogers Cup en Toronto

Para aquellos que os estéis preguntando qué es de nuestra vida, os diremos que está siendo un agosto muy movidito, y estamos haciendo y participando en muchas cosas, así que nos queda poco tiempo para escribir 😉

Ya sabéis que es Canadá la climatología juega en nuestra contra así que hay que aprovechar el verano para no entrar en casa… eso se nos ha quedado grabado a fuego durante el pasado invierno. Por eso, vamos a publicar un par de posts sobre en qué hemos empleado nuestro tiempo libre últimamente.

Hace un par de fines de semana estuvimos en la Rogers Cup de tenis. Para aquellos que no sepáis mucho de este deporte, o que ni siquiera os interese, es un torneo que se juega entre Montreal y Toronto y se van alternando tenis femenino y masculino cada año en cada ciudad. Es decir: este año tocaba tenis femenino en Toronto, el año que viene tocará tenis masculino.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_2

Una de las cosas que más me gusta de Canadá es que durante el verano organizan eventos donde se busca que la  gente no se quede en casa y tenga cosas en las que divertirse y para la Rogers Cup hacen todos los años el denominado “Family Weekend”, donde el Rexall Centre (que es donde se juega el torneo) se abre de forma gratuita durante el fin de semana previo al torneo para que la gente pueda disfrutar del tenis.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_4

 

Hay varios juegos para niños relacionados con este deporte y para los adultos es el momento de ver las rondas previas al torneo, de las que también se clasifican tenistas que jugarán durante la semana, aunque sean menos conocidas.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_3

 

Además, puedes ver los entrenamientos de las deportistas de mayor renombre internacional, como es el caso de Serena Williams, que ha sido la sensación de la Rogers Cup este año y que está imbatible. De hecho, lo ganó 😉

La verdad es que si no tienes nada mejor que hacer ese fin de semana y te gusta el tenis (como es el caso de Marta) es un buen sitio al que acudir. Sinceramente, son dos días de tenis gratis muy entretenidos.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_1


Obtener el carnet de conducir en Ontario, Canadá

Ahora que estamos metidos de lleno (bueno, Javi está metido de lleno) en sacarse el carnet de conducir de Ontario, hemos pensado que sería útil publicar un post sobre el proceso para obtener el permiso de circulación en esta provincia canadiense. Todos tenemos la tentación de alquilar un coche en algún momento o simplemente nos hace falta para trabajar (como es el caso).

canadayaestamosaqui_obtener_carnet_conducir_ontario_5

Para los que vengáis de turistas y os vayáis a quedar hasta 3 meses con el carnet de conducir español es suficiente (ojo, si sólo vais a estar hasta tres meses). Lo tenéis explicado aquí.

Si os vais a quedar más de tres meses (el visado de turista contempla hasta 6 meses de estancia) o venís con la Working Holiday Visa para un año, necesitáis el permiso de conducir internacional. Nosotros lo hicimos un par de días antes de venir, para aprovecharlo el máximo tiempo posible. Es fácil, sólo tenéis que dirigiros a la jefatura de tráfico más cercana con vuestro carnet, una fotografía y 10€ y os lo lleváis en el momento.

El problema del carnet internacional es que sólo es válido para un año y sólo se puede renovar en España así que si tienes pensado quedarte más tiempo en Canadá y no vas a viajar a España deberías sacarte el permiso de conducción de Ontario.

Todo este lío de carnets viene porque, en el caso de que te pare la policía tienes que llevar contigo tus carnets de conducir (español e internacional) y el pasaporte para identificarte y mostrar el tiempo por el que te vas a quedar en el país. Es decir, que para no tener problemas, tienes que demostrar que la duración de tu estancia es acorde al tipo de permiso de conducir que estás mostrando.

Sacarse el permiso de conducir es obligatorio para todos los países que no tienen acuerdo con Canadá. España no tiene acuerdo por lo que obligatoriamente hay que pasar por el examen otra vez (como curiosidad os diré que el Reino Unido tampoco lo tiene).

En primer lugar hay que hacer un examen teórico, el denominado “G1”. Es un examen tipo test como el  español y puedes elegir el idioma en el que quieres examinarte (si eliges español ten en cuenta que será español neutro). Eso sí, puedes ir una mañana y presentarte cuantas veces quieras hasta que lo apruebes. Pagas 10 CAN$ y lo haces, que suspendes, vuelves a pagar y lo vuelves a hacer.

canadayaestamosaqui_obtener_carnet_conducir_ontario_3

Una vez que tienes el G1 y si tienes más de 24 meses de experiencia con el carnet de conducir de tu país tienes la opción de acceder directamente a la licencia “G” mediante un certificado que realiza la embajada o consulado acreditando los dos años de antigüedad de tu carnet (y pagando unos 8 CAN$ de tasas). Este trámite debes realizarlo antes de presentarte al primer examen y tarda unos 5 días hábiles.

Problema: sólo tienes una oportunidad en el examen práctico, si suspendes tendrías que pasar por todo el proceso del carnet de conducir de Ontario: teórico G1, práctico G2 y cumplir el tiempo obligatorio para poder obtener el G. Las diferencias entre el G2 y el G radican en el tipo de carreteras en las que puedes conducir, las horas, acompañado o no, las edades de los ocupantes del vehículo y el número de estos…

Importante: cuando vayas a presentarte al G1 tienes que solicitar la convalidación de tu carnet español ya que una vez que realizas el examen ya no se puede hacer. Para ello tienes que presentar los papeles que te den en la embajada o consulado.

La parte teórica es relativamente fácil, a estudiarse el manual y a hacer tests, en internet hay todos los que quieras y más. En cuanto a la parte práctica, ésta puedes hacerla a través de autoescuela o puedes hacerlo con tu propio coche (que no puedes conducirlo tú, alguien con licencia G te tiene que llevar). Además, te puedes examinar con coche automático o manual pero por lo general será automático ya que aquí apenas hay coches con cambio manual.

Para todas las referencias, limitaciones y demás (documentación a presentar) os dejamos el enlace al manual (Driver’s Handbook) del Ministerio de Transporte de Ontario.

Javi de momento va a por el teórico… ya os contaremos cómo ha sido la experiencia!!!


Cosas que haría de otra manera si volviera a disfrutar de la WHV

Sí, ya sabemos que una vez que conoces el resultado es más fácil tomar la decisión correcta. Que conste que no nos arrepentimos absolutamente de ninguna de las decisiones que hemos tomado desde nuestra llegada a Toronto pero debemos admitir que de haber conocido cierta información habrías hecho las cosas “de otra manera”.

Cuando vinimos a Toronto pensábamos que iba a resultar relativamente fácil (al menos más fácil de lo que ha sido) encontrar trabajo cualificado en nuestro campo. Llamadlo creencia popular o gente influenciada por el famoso “Españoles por el mundo” pero así lo creíamos. A ver, fácil no iba a ser, la profesión de Javi es una profesión regulada y pensábamos que como no tenía muy buen inglés, Marta lo iba a tener más fácil…y mira tú por dónde Javi terminó encontrando trabajo en su campo.

Primer error: yo estuve dos meses buscando trabajo cualificado sin suerte (y cuando hablamos de trabajo cualificado hay que tener en cuenta que yo soy de turismo así que muy cualificado no es!!!). Si volviera a empezar buscaría trabajo en una cafetería o tienda desde el día 1 (o en su defecto voluntariado a porrillo) y una vez que tuviera ingresos me pondría a buscar otra cosa… los primeros meses el dinero se escapa por todos lados.

Segundo error: ¡Cuántas cartas de presentación he enviado diciendo que estoy con la working! Muchísimo trabajo tirado a la basura… en general las empresas no quieren ni oír hablar de ese visado, porque saben que te tienes que ir en un año y no les interesa formarte para tan poco tiempo. En mi caso, una de mis compañeras me confesó al poco de empezar a trabajar que, de haberlo sabido, no me hubieran contratado.

También habría venido con la mentalidad del famoso networking, de ahí que sea tan importante hacer voluntariado en este país, porque la gente en seguida te pide tu teléfono (a mí me parecía muy brusco al principio la verdad) pero este país se basa en las conexiones y en el “a quién conoces” y gran parte de los empleos no llegan a salir de esos círculos. Me habría apuntado absolutamente a todo en lo que hubiese podido conocer a gente y le hubiese echado el morro que le echo ahora… Lo cierto es que en Canadá, aparte de la experiencia que supone tener que adaptarte a vivir en un país extranjero, se necesita un proceso de aprendizaje para entender cómo funcionan las relaciones sociales.

Hay que tener en cuenta que aquí los estudios y la experiencia que traes de tu casa valen de poco (si no ere un trabajador cualificado con alguna ingeniería) y si no tienes la famosa Canadian Experience (de la que tanto se habla aquí y tan poco oímos hablar en España) es posible que te toque empezar desde abajo de nuevo.

A todo esto, estamos hablando de las cosas que haríamos de diferente manera teniendo en cuenta que al día siguiente de llegar teníamos a una persona que nos enseñó el 90% de lo que sabemos/conocemos hoy de Toronto y nos aconsejó absolutamente sobre todo: dónde vivir, cómo buscar trabajo, Canadian resumés, cartas de presentación…

Como os decimos, no nos arrepentimos de nada, pero creemos que nuestra experiencia puede servir de consejo para aquellos que están preparando su viaje a Canadá con el mismo tipo de visado. Nos parece que, en general, todos venimos con las expectativas un poco altas y nos terminamos encontrando con la cruda realidad.

Agradeceríamos también que si alguien que ha venido con la working tiene algo que decir sobre su experiencia o quiere añadir algún consejo lo deje en los comentarios del post… creemos que toda ayuda es bienvenida!!!


Conciertos gratuitos de la Canadian Opera Company

Sí, habéis leído bien, conciertos gratuitos. El título del post parece una contradicción en sí mismo… ¿Ópera? ¿Gratuito? Pero os puedo garantizar que así ha sido, porque he ido a todos los que he podido y más!!! Esta es una de las cosas que más me ha gustado de Toronto y es la que me ha hecho olvidarme del trabajo durante los 8 meses que llevamos aquí.

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_3

El programa de los conciertos gratuitos comienza a principios de septiembre y acaba a finales de mayo-primeros de junio, en este enlace podéis consultar la programación. Nosotros lo pillamos ya empezado, porque hasta noviembre no nos enteramos de que existía, y fue por casualidad, ya que me encontré un folleto con la programación en una de las oficinas de búsqueda de empleo del Ayuntamiento. Aunque luego he visto que los folletos se pueden coger en la ópera directamente.

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_6

Obviamente los conciertos no son en el escenario principal del edificio de la ópera, sino en un pequeño anfiteatro (Richard Bradshaw anphitheatre) dentro del mismo edificio. Lo bonito del lugar es que está justo en la zona acristalada del edificio por lo que puedes disfrutar de la música mientras ves a la gente pasar por la calle… este año he podido ver conciertos mientras estaba nevando fuera!!!

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_1

El principal problema de estos conciertos es el horario, siempre tienen lugar los martes, miércoles o jueves y casi siempre a las 12 del mediodía. Sí, ya sé que la mayoría de los mortales está trabajando a esas horas, si lo hicieran por la tarde se les llenaría en 5 minutos todos los días… pero a la gente como yo que libra entre semana y que trabaja por las tardes nos viene muy bien!!!

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_5

Las puertas las abren a las 11.30 y normalmente suele haber gente haciendo cola antes, ya que el número de asientos es limitado. Puedes entrar, pero puede que te toque estar de pie. Dependiendo de si hay mucha gente o no o cierran las puertas en cuanto pasan todos los que estaban haciendo cola o las dejan abiertas hasta 5 minutos antes de que empiece el concierto. En invierno prácticamente se llenaba con los que estábamos esperando fuera y ahora, sin embargo, he podido sentarme en todos los conciertos y no se ha llegado a llenar.

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_2

El programa es espectacular, desde música de la India a percusión coreana, sopranos cantando para niños, tenores que cantan canciones tradicionales de Terranova, ballet clásico y contemporáneo, música clásica en todas sus facetas, fusiones de estilos y músicas… en ocasiones incluso se trata de artistas que actúan por la noche en la ópera.

Los conciertos rondan los 50 minutos de duración y suelen incluir algunas explicaciones de los artistas sobre el programa del día y el tipo de música que hacen, lo que los convierte en personas mucho más cercanas. Además, cuando finalizan, algunos de los artistas se quedan en el escenario para que la gente les pregunte por los instrumentos, el tipo de música… ¿dónde se ha visto algo así? Eso sí que es disfrutar de la cultura!!!

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_4

Durante los conciertos está prohibido hacer fotos o grabar en vídeo así que no puedo poner ninguno, porque en realidad no lo tengo 😉 pero las fotos que podéis ver a lo largo del post están sacadas antes de que empiece el concierto… no sé si podré asistir el año que viene, pero si sigo en Toronto prometo acudiré siempre que pueda!!!


Acontecimiento de la primavera de Toronto: Los cerezos en flor

Hace un par de domingos tuvimos la oportunidad de ver uno de los espectáculos más bonitos de la naturaleza: los cerezos en flor.

canadayaestamosaqui_cerezosenflor_cherryblossom_toronto

A lo largo de toda la ciudad de Toronto hay muchos sitios donde se pueden ver cerezos en flor, pero gran parte de ellos se concentra en High Park, que es a donde acude el mayor número de personas. La verdad es que la afluencia es masiva, sobre todo durante el fin de semana.

canadayaestamosaqui_cerezosenflor_cherryblossom_toronto_1

 

La flor del cerezo dura apenas una semana, siempre teniendo en cuenta que no llueva, por lo que en la página web de High Park van anunciando la fecha en la que se espera que florezcan. Además, también hay un foro donde la gente que pasea por el parque va comentando cómo ven ellos la evolución del proceso, para apurar al máximo la fecha exacta.

De hecho, este año los cerezos florecieron un sábado y nosotros fuimos el domingo. Marta volvió el martes para hacer algunas fotos más, pero ya no estaban igual, muchas de las flores se habían caído.

canadayaestamosaqui_cerezosenflor_cherryblossom_toronto_3

 

La verdad es que el parque está lleno de gente durante esos días ya que para los torontonianos de origen asiático es todo un acontecimiento, al igual que lo es en sus países de origen, por lo que acuden al parque casi todos los días para pasear, pasar el día o hacerse fotos (por supuesto!!!)

¡Qué paisaje más bonito! Por unos minutos te olvidas de que estás en la fría Canadá (aunque Toronto no sea tan frío ;)) y parece que te has trasladado a cualquiera de los países asiáticos.

En concreto, los cerezos de High Park son de origen japonés y fueron regalados por los ciudadanos de Tokio a la ciudad de Toronto.

canadayaestamosaqui_cerezosenflor_cherryblossom_toronto_2

La verdad es que High Park es un buen sitio donde ir a pasar el día ahora que se acerca el verano o simplemente para pasear por una zona verde (este es el tipo de parque que nos hacía falta ;))

canadayaestamosaqui_cerezosenflor_cherryblossom_toronto_5

Por este año ya no habrá más cerezos en flor pero si estáis en la ciudad durante las fechas previstas para 2014 (cuando se acerque la primavera) merece la pena acercarse a dar un paseo… es espectacular!!!

canadayaestamosaqui_cerezosenflor_cherryblossom_toronto_4

 


Tarjeta Scene: Cine más barato

Una de las cosas que más echábamos de menos en España era poder ir al cine, ya que últimamente se había vuelto prohibitivo. En Toronto no es que sea barato precisamente pero después de ver nuestra primera gala de los Oscar en directo, teníamos ganas de ir al cine y aprovechar para ver las películas en versión original. En invierno no se pueden realizar actividades al aire libre así que ir al cine es una buena opción para mejorar el inglés 😉

En Toronto hay varios cines, casi todos en el centro de la ciudad y todos dependen de la misma compañía, Cineplex. Lo bueno de que todos pertenezcan a la misma empresa es que existe una tarjeta, la tarjeta “Scene” que, además de hacerte un descuento del 10% en la entrada,  te da puntos cada vez que vas al cine (en cualquiera de ellos) y cuando llegas a un número de puntos determinado te regalan la entrada para la próxima película.

tarjeta_scene_card_canadayaestamosaqui_toronto

Sí, ya sé que lo primero que nos viene a la cabeza es: ufff si va por puntos eso se hará eterno… pero la verdad es que no está tan mal, teniendo en cuenta que te dan 250 puntos por activarla y 100 más por cada peli. Además, hay una manera de conseguir más puntos: la aplicación para smartphones “timeplay” permite jugar con el móvil antes de que empiece la película y eso añade puntos a tu cuenta.

Y no sólo puntos, también puedes ganar palomitas, refrescos… unos 10 minutos antes de que empiece la película un anuncio te anima a descargarte la app (hay wifi dentro de las salas) y a jugar. Van saliendo preguntas, algunas requieren conocimientos de cine y otras no, y cuando terminan aparece un ranking con los afortunados de la sala y qué premio reciben. Eso sí, te dan 50 puntos sólo por participar así que por intentarlo…

El inconveniente viene con la descarga de la aplicación. Para los teléfonos con Android no hay problema pero en el caso del Iphone, ésta sólo se encuentra en la App Store canadiense así que hay que entrar en Itunes y cambiar el país, con los problemas que eso puede acarrear (hemos leído que se pierde el crédito de la store española). Si a alguien le interesa Marta lo ha hecho cambiando el país de la app store desde Itunes y volviendo a la española de nuevo.

tarjeta_scene_card_canadayaestamosaqui_toronto_1

Volviendo a la tarjeta, ésta la puedes conseguir bien entrando en la web o en algunos cines donde tienen máquinas que te permiten realizarla en el acto. La tarjeta tarda unas dos semanas y te la envían a tu casa por correo postal pero en el momento que la solicitas te asignan un número que te puedes imprimir y empezar a utilizar desde ya, antes de que te llegue la tarjeta. También tienen otra app móvil que te permite llevar tu tarjeta “online”.

Hasta ahora sólo hemos estado en dos cines, el de Dundas Square y el de Scotiabank y la verdad es que están muy bien, amplios y cómodos. No sé si lo hemos dicho pero la tarjeta es gratuita así que merece la pena tramitarla aunque sólo sea por ahorrarnos unos dólares en las entradas y aperitivos 😉 !!!


Balance de los primeros 6 meses en Toronto

Parece mentira pero ya han pasado seis meses desde que llegamos a Toronto!!! Cómo pasa el tiempo, casi ni nos hemos dado cuenta!!

Sabemos que hemos estado muy callados últimamente y por eso hemos pensado en escribir un post haciendo balance de estos seis meses. Además, tenemos buenas noticias así que todo a su debido tiempo.

En lo que al tiempo se refiere, parece que el invierno se resiste a marcharse. Este fin de semana sí que ha sido 100% primaveral, pero hemos vuelto a cero grados en dos días. Qué ganas tenemos de que luzca el sol de continuo!!

canadayaestamosaqui_toronto_canada_balance canadayaestamosaqui_toronto_canada_balance_2

En lo que sí que hemos avanzado ha sido en el campo profesional: aunque Marta sigue en la tienda (qué le vamos a hacer)…….. Javi está trabajando desde ayer como Ingeniero Civil!!! En una semana se han precipitado los acontecimientos y por fin ha llegado!!! Por lo menos uno de los dos ha conseguido trabajo cualificado en su campo!!! Bieeeennnnnnnn!!!!

Pensábamos que no iba a llegar nunca… Marta había conocido a otros españoles en la tienda y todos decían que ánimo, que al final encuentras trabajo cualificado. Hay gente que, por diferentes motivos, encuentra un buen puesto de trabajo en poco tiempo pero nosotros hemos tenido que movernos muchísimo para conseguirlo después de 6 meses. Ya iremos contando cómo va… ahora sí que Javi se va a divertir!!!  😉

De momento el contrato es para 6 meses, que es el tiempo que nos queda de visado, pero hay posibilidades para quedarnos en el país. El tiempo dirá…

Económicamente estamos recuperando la inversión que realizamos. La Working Holiday Visa está pensada para trabajar y viajar pero nosotros nos la hemos planteado de otra manera: ahora que tenemos visado hay que trabajar todo lo que se pueda y ahorrar ya que, si no conseguimos quedarnos en el país, ya habrá tiempo para estar como turistas y conocer otros lugares de Canadá.

A Marta le hubiese gustado haber hecho más voluntariado ya que para trabajar en los museos (y en casi todo en general) el voluntariado se valora mucho. Sin embargo, trabajando más de 40 horas semanales es difícil y algunos museos piden un compromiso de tres años. Habrá que volver a estudiar las posibilidades.

En cuanto a la vida diaria ya estamos casi totalmente integrados con el funcionamiento de la ciudad, transporte y demás. Intentamos disfrutarla al máximo, aunque el trabajo no nos deje mucho tiempo.

La verdad es que sólo podemos decir que hasta ahora todo ha sido positivo. Y esto lo pensábamos antes de que Javi encontrara el trabajo. Como para casi cualquier emigrante, siempre hay momentos buenos y momentos menos buenos (mucha frustración personal) pero para nosotros la experiencia ya ha merecido la pena. Hemos conocido gente de otras culturas y eso siempre es enriquecedor. Y eso que aún nos quedan los 6 mejores meses!!!

Veremos qué nos depara el futuro…