Cambio de divisa

Estos primero días hemos tenido que hacer muchas cosas, como es lógico cuando te vas a quedar durante un año en una ciudad nueva para ti. Aunque parezca obvio, una de las tareas fue cambiar dinero.

Nosotros habíamos cambiado dinero en España, pero muy poquito, porque considerábamos que el cambio no nos beneficiaba en absoluto, así que pensamos en cambiar dinero una vez en Toronto. Ya sabéis, la pela es la pela.

Un amigo nos comentó que el mejor lugar para cambiar dinero en Toronto estaba en Chinatown y se llamaba “Goldium”, así que allí que nos fuimos. Aquí tenéis el resultado:

Para que os hagáis una idea, en España se quedaban con 10 céntimos por cada euro cambiado, es decir, una comisión “bajo manga” de un 10%. En Chinatown sólo se quedaban con 2 céntimos y ni enseñar pasaporte, ni fecha de caducidad del mismo ni nada, pasabas los euros por la ventanilla y te los devolvían en dólares canadienses.

En comparación con otros establecimientos de cambio que hemos encontrado en la ciudad esta gana por goleada, ya que los demás se quedan con 2 o 3 céntimos más por euro. Desconocemos si esta “empresa” tiene más oficinas de cambio en otras ciudades de Canadá, pero para Toronto es el mejor cambio de divisa sin duda alguna.

Anuncios

Los preparativos del viaje: Documentación académica

Estos primeros posts los estamos escribiendo desde España, a pesar del nombre del blog aún no estamos en Canadá. Sin embargo, nos ha parecido interesante y oportuno escribir algún post sobre los preparativos que estamos realizando para poder aprovechar al máximo nuestra experiencia en Canadá.

A los dos nos gustaría trabajar en algo relacionado con nuestros estudios universitarios. En el caso del turismo, no hay mucho problema puesto que la experiencia prima por encima de la titulación y no se trata de profesiones reguladas como tal. Sin embargo, en el caso de los ingenieros civiles, esta profesión sí que se encuentra regulada y es necesario inscribirse en un colegio profesional para poder ejercer.

Esto de tener que registrarse implica que hay que llevar documentación académica de la universidad española para poder demostrar cuáles son tus conocimientos y que dicha documentación esté debidamente legalizada para que pueda ser reconocida por un país extranjero. Este es el proceso que hemos tenido que llevar a cabo nosotros:

Primero: acudir departamento por departamento de cada asignatura de la carrera universitaria para solicitar un plan de estudios con el sello correspondiente (en algunos casos la secretaría se encarga de realizar todo el papeleo). Una vez que se tienen todos los planes hay que numerar todas las páginas y llevarlos a secretaría para que hagan un papel que diga que esa información es verídica y de cuántas páginas consta. Ese papel se coloca el primero y todos los planes detrás, y se encuaderna.

A su vez hay que solicitar un certificado académico con el pago de la tasa correspondiente (por ser papel timbrado) en el que aparecerán todas las asignaturas cursadas con la calificación obtenida.

Segundo: Una vez que se tiene el título, el certificado académico y los planes de estudio numerados y encuadernados, se lleva todo al Ministerio de Educación en Madrid. Si uno no puede acudir en persona y dispone de tiempo, se pueden enviar a través de las Subdelegaciones del Gobierno en otras ciudades. Nosotros lo hicimos con los planes de estudio, pero nos dio miedo que nos perdieran los títulos así que eso lo hicimos en persona.

Tercero: si el país al que queréis presentar vuestros estudios forma parte de los países que reconocen la Apostilla de la Haya, toda esa documentación habrá que presentarla en el Ministerio de Justicia, para obtener el sello correspondiente. Si por el contrario, no reconoce la Apostilla de la Haya, como es el caso de Canadá, habrá que presentarlos en el Ministerio de Exteriores. Todos estos trámites se pueden hacer a través de la subdelegación pero tardarán entre dos y tres meses. Además, en el Ministerio de Educación no hace falta cita previa pero en el de Exteriores sí y hay que solicitarlo con 15 días de antelación.

Cuarto: Para aquellas profesiones que tengan posibilidad de colegiarse en un colegio profesional en España, hay que solicitar en el mismo un Certificado de Habilitación Profesional (muchos lo tienen ya preparado en inglés). En el caso de Canadá no es necesario, pero otros países (Chile por ejemplo) pueden incluso solicitar que dicho certificado lleve un sello de una notaría concreta de Madrid.

Quinto: En último lugar habría que llevar toda la documentación preparada anteriormente a la embajada en España del país que corresponda, para que acrediten que los documentos están legalizados. Nosotros este paso no lo hemos hecho, porque hasta donde hemos podido averiguar no era necesario, pero sabemos que en el caso de Chile sí que lo es y que además se cobra una tasa por cada documento legalizado en la embajada.

Sexto: es más que posible que haya que traducir toda esta información al inglés, así que a llenarse de paciencia y a trabajar y desear que cuando llegues al país no pongan pegas a ninguno de los documentos.

Nosotros hemos realizado todos estos trámites porque, aunque en Canadá es imposible convalidar titulaciones universitarias, éste suele ser el proceso habitual de convalidación con otros países, de hecho conocemos el caso de Chile porque tenemos amigos que han tenido que realizar este mismo proceso para ese país.

Los tres primeros pasos los hemos realizado ambos, en el caso de turismo sólo por si acaso. Para las profesiones reguladas sí que es necesario realizar todos los pasos y por lo que tenemos entendido, es la documentación que nos va a solicitar el colegio de ingenieros de allí para poder ejercer.

Cuando hayamos llegado os contaremos cuál ha sido nuestra experiencia a la hora de presentar la documentación y si es necesario preparar algún papel más. Esperamos que os haya parecido útil!!!


Hola a todos!!

Hoy día 2 de septiembre de 2012 quedan exactamente 26 días para coger el vuelo que nos llevará a un cambio radical en nuestra vida, destino Toronto, Canadá.

Hoy, cuando todavía queda un mes para “echar a volar”, hemos decidido comenzar a escribir este blog para que nos quede una especie de “diario digital” con el que familiares y amigos puedan seguir nuestros pasos en esta nueva aventura. Y para que nosotros mismos, en el futuro, seamos conscientes de lo que supuso dar el salto.

Por otro lado, y como somos muchos los que nos estamos viendo obligados a emigrar,  otro de nuestros objetivos es que este blog sirva de guía para aquellos que quieren venir a descubrir este país o buscan una nueva oportunidad laboral en Canadá, como es nuestro caso.

Intentaremos ir publicando regularmente todos aquellos aspectos que consideremos interesantes y útiles. Esperamos que este nuevo cambio sea positivo profesionalmente, que es lo que esperamos, y si no, siempre mejoraremos nuestro inglés!!

Marta y Javi