Cambio de estatus

Hola hola!!! Cuánto tiempo sin saber de nuestra vida eh? No, no hemos dejado de escribir en el blog porque nos hayamos vuelto a España, la razón es que nuestra situación ha cambiado desde hace un par de meses y apenas hemos tenido tiempo para publicar. Pero aquí seguimos!!

Como sabréis la Working Holiday Visa se nos acababa a finales de septiembre (ufff cómo pasa el tiempo!!!)  y en vista de que ninguno de los dos tenía posibilidades de esponsorización, empezamos a barajar cuáles eran nuestras posibilidades de quedarnos en el país durante más tiempo.

La idea principal era poder quedarnos lo dos pero la situación era la siguiente:

  • Javi podía optar a la Young Professionals pero eso le ligaba a su empresa de trabajo actual y si la empresa decide rescindirte el contrato en cualquier momento, tienes que abandonar el país.
  • Marta no tenía mucha confianza en que pudiera optar a la Young Professionals porque su único trabajo había sido la tienda, que sería para lo que podría pedir este visado, y no siendo cualificado había pocas posibilidades de que se lo concedieran.  Así que solo podría estar como turista.

Después de darle muchas vueltas y comernos la cabeza día sí y día también, decidimos (a mediados de abril) que lo mejor era que uno de los dos estudiara en un College (que es más barato que la universidad) y el otro podría optar a un visado de trabajo abierto por ser common-law (pareja de hecho) durante el tiempo de estudio del primero. Como Javi tenia trabajo cualificado, a Marta le ha tocado volver a estudiar… como si no se hubiera pasado toda la vida estudiando!!! ;))))

Así que ahora Marta es una estudiante de nuevo, con visado de estudiante vaya, y está metida de lleno en un posgrado de un año en el Centennial College concretamente en un programa llamado Culture and Heritage Site Management que no le deja tiempo para nada, ni para escribir posts.

Como os podréis imaginar, esta súper idea nos ha costado sangre, sudor y lágrimas y no ha sido barata precisamente. Los estudiantes internacionales pagan el doble de lo que paga un nacional pero hasta ahora ha merecido la pena cada dólar invertido.

Tuvimos que tramitar todos los visados con la oficina de París, que es la que nos corresponde por nacionalidad, y hubo que hacerlo con suficiente antelación. Si solicitas un visado de estudiante individual en dos meses tienes respuesta, pero al solicitarlo con un visado de trabajo abierto para otra persona tardó un poco más. Enviamos toda la documentación por correo a París y unos meses más tarde recibimos los emails (que tanta alegría dan) con los visados aprobados.

Ya que estábamos con la Working, tuvimos que cambiar el visado a finales de agosto para que Marta empezara el curso con el nuevo visado de estudiante. Fuimos a las Cataratas del Niágara, cruzamos el puente que une la zona canadiense con la zona americana a pie, entramos en EEUU con la idea de ver las cataratas desde el lado americano y volvimos a Canadá por el mismo puente y activamos los nuevos visados. Y de paso visitamos las Cataratas que no lo habíamos hecho aún!!!

Marta empezaba las clases el 3 de septiembre así que apuramos hasta el último día para cambiar el visado. Cruzamos el 31 de agosto e hicimos bien esperando tanto porque aunque a los estudiantes les suelen dar un study permit válido hasta 3 meses después de la finalización de los estudios, a Javi sólo le podían dar legalmente un año de open work permit, así que a Marta le ha caído sólo un año de study permit, ya que nuestros visados van unidos.

Resumiendo: tenemos visado hasta el 30 de agosto de 2014 por lo que nos espera un nuevo invierno en Canadá y ya veremos que nos depara este nuevo año. De momento las cosas sólo han ido a mejor así que, sin duda, este nuevo año promete!!!

Gracias por seguir ahí!!!

Anuncios

Obtener el carnet de conducir en Ontario, Canadá

Ahora que estamos metidos de lleno (bueno, Javi está metido de lleno) en sacarse el carnet de conducir de Ontario, hemos pensado que sería útil publicar un post sobre el proceso para obtener el permiso de circulación en esta provincia canadiense. Todos tenemos la tentación de alquilar un coche en algún momento o simplemente nos hace falta para trabajar (como es el caso).

canadayaestamosaqui_obtener_carnet_conducir_ontario_5

Para los que vengáis de turistas y os vayáis a quedar hasta 3 meses con el carnet de conducir español es suficiente (ojo, si sólo vais a estar hasta tres meses). Lo tenéis explicado aquí.

Si os vais a quedar más de tres meses (el visado de turista contempla hasta 6 meses de estancia) o venís con la Working Holiday Visa para un año, necesitáis el permiso de conducir internacional. Nosotros lo hicimos un par de días antes de venir, para aprovecharlo el máximo tiempo posible. Es fácil, sólo tenéis que dirigiros a la jefatura de tráfico más cercana con vuestro carnet, una fotografía y 10€ y os lo lleváis en el momento.

El problema del carnet internacional es que sólo es válido para un año y sólo se puede renovar en España así que si tienes pensado quedarte más tiempo en Canadá y no vas a viajar a España deberías sacarte el permiso de conducción de Ontario.

Todo este lío de carnets viene porque, en el caso de que te pare la policía tienes que llevar contigo tus carnets de conducir (español e internacional) y el pasaporte para identificarte y mostrar el tiempo por el que te vas a quedar en el país. Es decir, que para no tener problemas, tienes que demostrar que la duración de tu estancia es acorde al tipo de permiso de conducir que estás mostrando.

Sacarse el permiso de conducir es obligatorio para todos los países que no tienen acuerdo con Canadá. España no tiene acuerdo por lo que obligatoriamente hay que pasar por el examen otra vez (como curiosidad os diré que el Reino Unido tampoco lo tiene).

En primer lugar hay que hacer un examen teórico, el denominado “G1”. Es un examen tipo test como el  español y puedes elegir el idioma en el que quieres examinarte (si eliges español ten en cuenta que será español neutro). Eso sí, puedes ir una mañana y presentarte cuantas veces quieras hasta que lo apruebes. Pagas 10 CAN$ y lo haces, que suspendes, vuelves a pagar y lo vuelves a hacer.

canadayaestamosaqui_obtener_carnet_conducir_ontario_3

Una vez que tienes el G1 y si tienes más de 24 meses de experiencia con el carnet de conducir de tu país tienes la opción de acceder directamente a la licencia “G” mediante un certificado que realiza la embajada o consulado acreditando los dos años de antigüedad de tu carnet (y pagando unos 8 CAN$ de tasas). Este trámite debes realizarlo antes de presentarte al primer examen y tarda unos 5 días hábiles.

Problema: sólo tienes una oportunidad en el examen práctico, si suspendes tendrías que pasar por todo el proceso del carnet de conducir de Ontario: teórico G1, práctico G2 y cumplir el tiempo obligatorio para poder obtener el G. Las diferencias entre el G2 y el G radican en el tipo de carreteras en las que puedes conducir, las horas, acompañado o no, las edades de los ocupantes del vehículo y el número de estos…

Importante: cuando vayas a presentarte al G1 tienes que solicitar la convalidación de tu carnet español ya que una vez que realizas el examen ya no se puede hacer. Para ello tienes que presentar los papeles que te den en la embajada o consulado.

La parte teórica es relativamente fácil, a estudiarse el manual y a hacer tests, en internet hay todos los que quieras y más. En cuanto a la parte práctica, ésta puedes hacerla a través de autoescuela o puedes hacerlo con tu propio coche (que no puedes conducirlo tú, alguien con licencia G te tiene que llevar). Además, te puedes examinar con coche automático o manual pero por lo general será automático ya que aquí apenas hay coches con cambio manual.

Para todas las referencias, limitaciones y demás (documentación a presentar) os dejamos el enlace al manual (Driver’s Handbook) del Ministerio de Transporte de Ontario.

Javi de momento va a por el teórico… ya os contaremos cómo ha sido la experiencia!!!


La telefonía móvil en Canadá

¿Qué es lo primero que necesita uno cuando se va a buscar trabajo a otro país? Un número de teléfono en el que le puedan localizar ;)!!!!

Para realizar este trámite tenemos dos opciones: traernos un móvil libre (o liberado) de nuestro país de origen o comprarnos un móvil en el país de destino (en este caso Canadá) para insertar una tarjeta SIM local. Como os explicaremos a continuación las dos opciones tienen sus pros y sus contras.

En el caso del móvil libre del país de origen, si sólo se quiere que el terminal pueda emitir y recibir llamadas, con que éste sea cuatribanda es suficiente, puesto que permite que el móvil reconozca todas las bandas de frecuencia de casi todos los países del mundo. Eso sí, traed el manual de instrucciones porque hay que configurarlo para las redes de telefonía canadienses, sobre todo para poder mandar y recibir mensajes de texto (los problemas vienen con el número del centro de mensajes).

Si por el contrario queremos utilizar internet en nuestro móvil, hay que asegurarse de que éste reconoce las diferentes bandas (distintas de las de llamada) del país al que vamos. Si es un superphone casi seguro que las reconoce todas pero si es un Smartphone aseguraos bien consultando las especificaciones técnicas, porque la banda de Europa no es la misma que la de Canadá.

En Canadá hay multitud de compañías de telefonía móvil, el problema es que muchas operan en bandas poco utilizadas. Por ejemplo, sólo cinco compañías ofrecen los diferentes modelos de Iphone (Bell, Telus, Fido y Rogers y ahora también Koodo).

Nosotros trajimos dos móviles cuatribanda libres de España, pero uno no terminaba de funcionar bien y el otro no lográbamos configurarlo para recibir y enviar mensajes de texto así que optamos por la segunda opción y compramos un teléfono aquí. Lo hicimos con la compañía Fido, pensando en poder liberar el Iphone español de Marta en un futuro y poder hacer uso del servicio de internet móvil.

Compramos uno super barato y para lo que nos hacía falta, enviar y recibir llamadas, ha sido suficiente. El inconveniente de este terminal es que, si lo liberáramos, no funcionaría en otro país (igual en Estados Unidos sí) y no sólo con el nuestro, si hubiéramos optado por un Smartphone de gama media-baja y quisiéramos liberarlo después éste tampoco habría funcionado puesto que es posible que no reconociera las bandas de frecuencia de otros países.

Curiosamente, en este país es muy difícil encontrar teléfonos libres (el Iphone sí, obviamente) así que lo más habitual es comprarlos “capados” por alguna compañía y llevarlos a un puesto de liberalización de móviles que hay en todos los centros comerciales.

En cuanto a las tarifas, hay que hacerse un máster y ver cuál nos conviene más en función de nuestras necesidades, eso es otra odisea 😉 .  Al igual que en España, hay opciones de prepago y contrato (con permanencia o sin ella), pero sí que hay algunas cosas que hay que tener en cuenta en casi todas las compañías:

  • En Canadá se paga por llamar y por recibir llamadas, hay que tener cuidado con el tipo de plan que se contrata porque si no incluye la recepción de llamadas nos puede costar un ojo de la cara.
  • El plan que contratemos seguramente incluirá las llamadas a nivel local, es decir, dentro de la ciudad y su zona de influencia, pero no incluirá las llamadas long-distance o Canada-wide, para llamar a otras provincias o fuera de tu área urbana.

Para llamar a otras provincias los supermercados venden tarjetas de prepago de todos los colores, tamaños y precios posibles y hay un montón de cabinas en todas las paradas de metro y centros comerciales (al menos en Toronto). Nosotros de momento funcionamos así, con una tarjeta telefónica (de esas en las que introduces un código en la cabina) y un teléfono móvil.

Esperamos que este post haya sido de alguna ayuda para aquellos que vayan a visitar el país en breve, no sólo por motivos laborales sino también turísticos. No somos profesionales de este tema (y de hecho cualquier aclaración o corrección es bienvenida) pero hemos pensado que nuestras investigaciones podrían ser de utilidad para alguien más. Al fin y al cabo a todos nos gusta estar comunicados!!!


Entradas gratuitas en la Biblioteca Pública de Toronto

Otra de las tareas obligatorias cuando tengáis piso en Toronto: hacerse el carnet de la biblioteca!! No sólo porque te permite acceder a ordenadores, diccionarios, libros de idiomas… sino porque también tienen entradas de museos gratuitas.

Sí, sí, nosotros no lo sabíamos pero cuando fuimos el otro día a hacernos el carnet (por cierto, hace falta llevar el contrato de alquiler, si no tenéis contrato se puede presentar algún recibo domiciliado a vuestro nombre) vimos que en la entrada tenían un cartel con algunos museos tachados y otros disponibles. Preguntamos y nos dijeron que eran entradas gratis para algunos museos de la ciudad.

Sólo se puede recoger un pase por persona y sólo una vez a la semana, pero sirve para dos personas y hasta cinco niños. Tiene tres meses de validez, es decir, hay que utilizarla en los tres meses siguientes y hasta que no pasen esos tres meses no se puede volver a pedir el mismo museo. Además hay fechas en las que no puede utilizarse el pase, como navidad o en las vacaciones escolares de marzo.

Aunque en Toronto hay una biblioteca central, hay muchas más bibliotecas distribuidas por los diferentes barrios de  la ciudad. Todas tienen entradas a museos, pero no todas tienen entradas para todos los museos. Hay entradas para un número determinado de museos que están disponibles en todas las bibliotecas. Sin embargo, los pases de los museos más visitados sólo se ofrecen en ciertas bibliotecas. En este enlace podéis ver cómo funciona el servicio.

La cuestión es que sólo hay 5 pases por biblioteca por museo a la semana. Los pases se reponen el sábado por la mañana, a las 9:00h, así que si interesa alguno en concreto hay que buscar en qué biblioteca está y estar el primero para recogerlo. Sí, es lo que tiene no disponer de muchos recursos económicos el primer mes!!!

La biblioteca más cercana a nuestra casa sólo ofrece ciertas entradas así que nos toca ir a una en otro barrio si queremos visitar museos como el ROM, AGO o el Zoo de Toronto. El primer pase que cogimos lo solicitamos un jueves así que entendemos que es que nadie los había pedido a lo largo de la semana. Lo que queremos decir es que si os interesa mucho visitar algún sitio concreto podéis acercaros a las diferentes bibliotecas y ver si aún tienen pases disponibles.

Resumiendo, que para aquellos que vayáis a vivir en Toronto durante un largo periodo de tiempo y podáis visitar los diferentes museos de la ciudad a lo largo del año esta es la mejor opción sin duda. Aquí las entradas de los museos no bajan de los 15 dólares canadienses y si sois dos… poder conseguirlas de manera gratuita compensa, la verdad.


Obtener el Social Insurance Number de Canadá

Lo bueno de tener un visado legal de trabajo es que te permite obtener el SIN number o número de la seguridad social para que las empresas puedan contratarte. Este número se consigue en las oficinas de Service Canada establecidas para ello y que podéis consultar aquí.

El principal problema de este trámite es que hace falta una dirección de correo postal fija, ya que aunque el número te lo dan en el momento,  la tarjeta te la envían a casa. La tarjeta tarda en llegar entre 10 y 15 días hábiles y la dirección del hotel y o la del hostel no vale (además de que es posible que ya no estés allí!!!)

En la embajada de Madrid nos dijeron que la tarjeta se podía recoger en la misma oficina: pues bien, esto NO es posible. Para que veáis que lo intentamos, fuimos a dos oficinas diferentes donde podíamos realizar el trámite y las dos nos dijeron exactamente lo mismo, que la tarjeta no la envían ellos, sino que se envía desde una oficina central a la dirección del titular.

Una vez que tenemos dirección (nosotros tuvimos que poner la de un amigo porque todavía no teníamos piso), durante el trámite te hacen una serie de preguntas sobre los datos de tus familiares y, la que más gracia nos hizo, si tienes hermanos gemelos. Suponemos que para que no pueda suplantar tu identidad….;))))

Y ya está, en 30 minutos te vas con tu número y a esperar a que llegue la tarjeta… y mientras tanto ya puedes ir buscando trabajo, que es de lo que se trata.

Dos semanas más tarde…

Ya tenemos nuestra tarjeta!! Pensábamos que tendríamos que ir a cambiar la dirección a la oficina otra vez y poner la actual, sin embargo, cuando recibimos la tarjeta la semana pasada, nos acercamos a la oficina y nos dijeron que no, que la tarjeta no va unida a ningún tipo de dirección, simplemente necesitan un primer domicilio para hacértela llegar, pero nada más.

Así que el trámite ya está hecho, la tarjeta lleva una fecha de caducidad ligada a la duración del visado, y si nuestra situación “legal” en Canadá cambiara habría que ir a modificarlo a la oficina de nuevo para que nos enviaran una tarjeta nueva.

Resumiendo, que es un trámite fácil de realizar si tienes visado de trabajo con el único problema de la dirección postal.

Esperamos que os haya sido de ayuda!!!