Visita a la CN Tower (y su restaurante)

Ya está, chiste al canto…¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto? Torontontero!!! ¿Cuántas veces habremos escuchado ese chiste cuando decíamos que veníamos a vivir a Toronto? Nosotros muchas, la verdad 😉

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_1

El caso es que tanto chiste y tanto ver la CN Tower desde casi cada rincón de la ciudad que al final nos decidimos a subir y visitarla. Aprovechando que era el cumpleaños de Marta, pensamos que estaría bien comer en el restaurante 360 de la torre para celebrarlo.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_2

Seguro que pensaréis: “Hala, pues sí que les ha ido bien en Toronto a estos que eso tiene que ser muy caro!!!”. En realidad no lo es tanto. Para la comida, el restaurante ofrece un menú a precio fijo (con varios entrantes, platos principales y postres a elegir) por 55 CAD$.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_3

Por el hecho de comer en el restaurante, luego puedes visitar el mirador de la torre así que es como si la entrada estuviera incluida. Si tenemos en cuenta que dicha entrada cuesta 30$, ya no parece tan caro el menú ¿verdad? El restaurante tiene una plataforma que va girando 360º, gira muy despacito, apenas se nota, pero es espectacular disfrutar de la comida con esas vistas. Algunas fotos del paisaje, y eso que estaba nublado… (Dicen que los días claros se ven hasta las cataratas del Niágara)

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_5

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_6

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_7

Pues eso es lo que hicimos, comer y aprovechar para ver torontontero. Cuando terminas te indican cómo bajar al mirador interior y al exterior, que no tiene mucho porque tiene una reja por seguridad (Obviamente!!!!). La verdad es que una vez que has disfrutado de las vistas desde el restaurante el mirador ya no te parece tan bonito… Es cierto que la entrada de la CN Tower incluye las vistas a ese mirador y a otro más alto, al que nosotros no podíamos acceder así que desconocemos si el más alto es más espectacular.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_8

Y después lo que todo el mundo paga por ver: el suelo de cristal. Siento decepcionaros pero no es para tanto, aunque la foto de rigor que no falte!!

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_9

En la propia torre hay carteles gigantes explicativos del por qué de la importancia de la CN Tower: ésta fue construida en el año 1976 y en 1995 fue declarada como una de las siete maravillas del mundo moderno por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles. Además, fue durante mucho tiempo la torre más alta del mundo y por tanto uno de los principales recursos turísticos del país.

(Para aquellos que tengáis miedo a las alturas: Marta tiene muchísimo miedo y cuando subes en el ascensor panorámico da un poco de impresión al principio, pero va tan rápido que para cuando te das cuenta ya estás arriba.)

Para acabar, sales por la tienda y listo, se acabó la visita. Más tarde pensamos que hubiese sido más espectacular haber cenado y ver la ciudad iluminada por la noche, pero también mucho más caro. Así que esa nos la guardamos para otra posible celebración. Y sí, lo podemos confirmar, se ve torontontero!!

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_4

Anuncios

La Rogers Cup en Toronto

Para aquellos que os estéis preguntando qué es de nuestra vida, os diremos que está siendo un agosto muy movidito, y estamos haciendo y participando en muchas cosas, así que nos queda poco tiempo para escribir 😉

Ya sabéis que es Canadá la climatología juega en nuestra contra así que hay que aprovechar el verano para no entrar en casa… eso se nos ha quedado grabado a fuego durante el pasado invierno. Por eso, vamos a publicar un par de posts sobre en qué hemos empleado nuestro tiempo libre últimamente.

Hace un par de fines de semana estuvimos en la Rogers Cup de tenis. Para aquellos que no sepáis mucho de este deporte, o que ni siquiera os interese, es un torneo que se juega entre Montreal y Toronto y se van alternando tenis femenino y masculino cada año en cada ciudad. Es decir: este año tocaba tenis femenino en Toronto, el año que viene tocará tenis masculino.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_2

Una de las cosas que más me gusta de Canadá es que durante el verano organizan eventos donde se busca que la  gente no se quede en casa y tenga cosas en las que divertirse y para la Rogers Cup hacen todos los años el denominado “Family Weekend”, donde el Rexall Centre (que es donde se juega el torneo) se abre de forma gratuita durante el fin de semana previo al torneo para que la gente pueda disfrutar del tenis.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_4

 

Hay varios juegos para niños relacionados con este deporte y para los adultos es el momento de ver las rondas previas al torneo, de las que también se clasifican tenistas que jugarán durante la semana, aunque sean menos conocidas.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_3

 

Además, puedes ver los entrenamientos de las deportistas de mayor renombre internacional, como es el caso de Serena Williams, que ha sido la sensación de la Rogers Cup este año y que está imbatible. De hecho, lo ganó 😉

La verdad es que si no tienes nada mejor que hacer ese fin de semana y te gusta el tenis (como es el caso de Marta) es un buen sitio al que acudir. Sinceramente, son dos días de tenis gratis muy entretenidos.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_1


Conciertos gratuitos de la Canadian Opera Company

Sí, habéis leído bien, conciertos gratuitos. El título del post parece una contradicción en sí mismo… ¿Ópera? ¿Gratuito? Pero os puedo garantizar que así ha sido, porque he ido a todos los que he podido y más!!! Esta es una de las cosas que más me ha gustado de Toronto y es la que me ha hecho olvidarme del trabajo durante los 8 meses que llevamos aquí.

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_3

El programa de los conciertos gratuitos comienza a principios de septiembre y acaba a finales de mayo-primeros de junio, en este enlace podéis consultar la programación. Nosotros lo pillamos ya empezado, porque hasta noviembre no nos enteramos de que existía, y fue por casualidad, ya que me encontré un folleto con la programación en una de las oficinas de búsqueda de empleo del Ayuntamiento. Aunque luego he visto que los folletos se pueden coger en la ópera directamente.

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_6

Obviamente los conciertos no son en el escenario principal del edificio de la ópera, sino en un pequeño anfiteatro (Richard Bradshaw anphitheatre) dentro del mismo edificio. Lo bonito del lugar es que está justo en la zona acristalada del edificio por lo que puedes disfrutar de la música mientras ves a la gente pasar por la calle… este año he podido ver conciertos mientras estaba nevando fuera!!!

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_1

El principal problema de estos conciertos es el horario, siempre tienen lugar los martes, miércoles o jueves y casi siempre a las 12 del mediodía. Sí, ya sé que la mayoría de los mortales está trabajando a esas horas, si lo hicieran por la tarde se les llenaría en 5 minutos todos los días… pero a la gente como yo que libra entre semana y que trabaja por las tardes nos viene muy bien!!!

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_5

Las puertas las abren a las 11.30 y normalmente suele haber gente haciendo cola antes, ya que el número de asientos es limitado. Puedes entrar, pero puede que te toque estar de pie. Dependiendo de si hay mucha gente o no o cierran las puertas en cuanto pasan todos los que estaban haciendo cola o las dejan abiertas hasta 5 minutos antes de que empiece el concierto. En invierno prácticamente se llenaba con los que estábamos esperando fuera y ahora, sin embargo, he podido sentarme en todos los conciertos y no se ha llegado a llenar.

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_2

El programa es espectacular, desde música de la India a percusión coreana, sopranos cantando para niños, tenores que cantan canciones tradicionales de Terranova, ballet clásico y contemporáneo, música clásica en todas sus facetas, fusiones de estilos y músicas… en ocasiones incluso se trata de artistas que actúan por la noche en la ópera.

Los conciertos rondan los 50 minutos de duración y suelen incluir algunas explicaciones de los artistas sobre el programa del día y el tipo de música que hacen, lo que los convierte en personas mucho más cercanas. Además, cuando finalizan, algunos de los artistas se quedan en el escenario para que la gente les pregunte por los instrumentos, el tipo de música… ¿dónde se ha visto algo así? Eso sí que es disfrutar de la cultura!!!

canadayaestamosaqui_toronto_conciertos_opera_gratuitos_4

Durante los conciertos está prohibido hacer fotos o grabar en vídeo así que no puedo poner ninguno, porque en realidad no lo tengo 😉 pero las fotos que podéis ver a lo largo del post están sacadas antes de que empiece el concierto… no sé si podré asistir el año que viene, pero si sigo en Toronto prometo acudiré siempre que pueda!!!