Cambio de estatus

Hola hola!!! Cuánto tiempo sin saber de nuestra vida eh? No, no hemos dejado de escribir en el blog porque nos hayamos vuelto a España, la razón es que nuestra situación ha cambiado desde hace un par de meses y apenas hemos tenido tiempo para publicar. Pero aquí seguimos!!

Como sabréis la Working Holiday Visa se nos acababa a finales de septiembre (ufff cómo pasa el tiempo!!!)  y en vista de que ninguno de los dos tenía posibilidades de esponsorización, empezamos a barajar cuáles eran nuestras posibilidades de quedarnos en el país durante más tiempo.

La idea principal era poder quedarnos lo dos pero la situación era la siguiente:

  • Javi podía optar a la Young Professionals pero eso le ligaba a su empresa de trabajo actual y si la empresa decide rescindirte el contrato en cualquier momento, tienes que abandonar el país.
  • Marta no tenía mucha confianza en que pudiera optar a la Young Professionals porque su único trabajo había sido la tienda, que sería para lo que podría pedir este visado, y no siendo cualificado había pocas posibilidades de que se lo concedieran.  Así que solo podría estar como turista.

Después de darle muchas vueltas y comernos la cabeza día sí y día también, decidimos (a mediados de abril) que lo mejor era que uno de los dos estudiara en un College (que es más barato que la universidad) y el otro podría optar a un visado de trabajo abierto por ser common-law (pareja de hecho) durante el tiempo de estudio del primero. Como Javi tenia trabajo cualificado, a Marta le ha tocado volver a estudiar… como si no se hubiera pasado toda la vida estudiando!!! ;))))

Así que ahora Marta es una estudiante de nuevo, con visado de estudiante vaya, y está metida de lleno en un posgrado de un año en el Centennial College concretamente en un programa llamado Culture and Heritage Site Management que no le deja tiempo para nada, ni para escribir posts.

Como os podréis imaginar, esta súper idea nos ha costado sangre, sudor y lágrimas y no ha sido barata precisamente. Los estudiantes internacionales pagan el doble de lo que paga un nacional pero hasta ahora ha merecido la pena cada dólar invertido.

Tuvimos que tramitar todos los visados con la oficina de París, que es la que nos corresponde por nacionalidad, y hubo que hacerlo con suficiente antelación. Si solicitas un visado de estudiante individual en dos meses tienes respuesta, pero al solicitarlo con un visado de trabajo abierto para otra persona tardó un poco más. Enviamos toda la documentación por correo a París y unos meses más tarde recibimos los emails (que tanta alegría dan) con los visados aprobados.

Ya que estábamos con la Working, tuvimos que cambiar el visado a finales de agosto para que Marta empezara el curso con el nuevo visado de estudiante. Fuimos a las Cataratas del Niágara, cruzamos el puente que une la zona canadiense con la zona americana a pie, entramos en EEUU con la idea de ver las cataratas desde el lado americano y volvimos a Canadá por el mismo puente y activamos los nuevos visados. Y de paso visitamos las Cataratas que no lo habíamos hecho aún!!!

Marta empezaba las clases el 3 de septiembre así que apuramos hasta el último día para cambiar el visado. Cruzamos el 31 de agosto e hicimos bien esperando tanto porque aunque a los estudiantes les suelen dar un study permit válido hasta 3 meses después de la finalización de los estudios, a Javi sólo le podían dar legalmente un año de open work permit, así que a Marta le ha caído sólo un año de study permit, ya que nuestros visados van unidos.

Resumiendo: tenemos visado hasta el 30 de agosto de 2014 por lo que nos espera un nuevo invierno en Canadá y ya veremos que nos depara este nuevo año. De momento las cosas sólo han ido a mejor así que, sin duda, este nuevo año promete!!!

Gracias por seguir ahí!!!

Anuncios

Visita a Niagara-on-the-Lake

No, Niagara-on-the-Lake no es el sitio donde están las famosas cataratas del Niágara pero sí, está cerca. Esta es la excursión que hicimos hace un par de fines de semana aprovechando que teníamos un coche disponible.

Niagara-on-the-Lake es un pueblo pequeñito, está bien para pasar una mañana o una tarde, apenas tiene 4 calles… pero qué calles!!! Todas adornadas con flores y con una arquitectura del siglo XIX. La verdad es que es como viajar en el tiempo… y para muestra un botón 😉

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_1

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_2

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_3

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_4

En la oficina de turismo, que se encuentra en la calle principal (Queens st.) puedes coger un folleto muy cómodo que incluye un pequeño plano y sugiere una ruta histórica que se puede realizar fácilmente en una hora. También puedes descargarlo aquí. Si sigues la ruta llegas hasta el Fort George, que se puede visitar en su interior. Nosotros no lo visitamos porque la entrada nos pareció realmente cara y es parecido al Fort York que se puede visitar de manera gratuita en Toronto.

Ya os podréis imaginar que es un sitio muy turístico, de hecho, los grupos turísticos suelen combinar la visita de Niagara-on-the-lake con la de Niagara Falls, porque en un par de horitas puedes visitar todo el pueblo. Incluso hay un autobús que sale desde las cataratas para poder visitarlo.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_8

Si vais en coche consultad en la web las zonas donde se puede aparcar porque hay algunas gratuitas y otras de pago y la diferencia son 3 minutos andando. No sólo por el dinero, sino porque la duración del estacionamiento es limitada. También se puede consultar aquí.

Desde 2003 su casco antiguo es National Historic Site of Canada. A pesar de su imagen turística, se trata de un enclave con muchísima historia, ya que llego a ser la primera capital de Ontario. Además del municipio en sí, éste tiene una oferta de turismo enológico alrededor brutal, como casi toda la región del Niágara, porque es la región vinícola por excelencia de Canadá.

Los restaurantes no parecen muy baratos, pero el parque principal (Simcoe Park) tiene unas mesas estupendas a la sombra de los árboles para hacer picnic, que es lo que estaban haciendo los lugareños (y nosotros también), así que para los presupuestos limitados también es asequible.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_5

Una de las cosas que más nos llamó la atención es que, a pesar de ser tan turístico, entre el comercio no se encuentran las grandes marcas, sino que todo es comercio local (salvo un Starbucks y un pequeño The Bay, que es una compañía con mucha historia en Canadá).

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_7

Para aquellos que ya estéis por la zona o para los que estéis pensando en venir, es un buen sitio para combinar con una visita a las cataratas o con un día de turismo activo en bicicleta por la zona (antes de entrar en el pueblo hay varias empresas que se dedican a eso y alquilan bicicletas). Sin duda, lugar pintoresco donde los haya.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_6


Visita a la CN Tower (y su restaurante)

Ya está, chiste al canto…¿qué se ve desde la torre más alta de Toronto? Torontontero!!! ¿Cuántas veces habremos escuchado ese chiste cuando decíamos que veníamos a vivir a Toronto? Nosotros muchas, la verdad 😉

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_1

El caso es que tanto chiste y tanto ver la CN Tower desde casi cada rincón de la ciudad que al final nos decidimos a subir y visitarla. Aprovechando que era el cumpleaños de Marta, pensamos que estaría bien comer en el restaurante 360 de la torre para celebrarlo.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_2

Seguro que pensaréis: “Hala, pues sí que les ha ido bien en Toronto a estos que eso tiene que ser muy caro!!!”. En realidad no lo es tanto. Para la comida, el restaurante ofrece un menú a precio fijo (con varios entrantes, platos principales y postres a elegir) por 55 CAD$.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_3

Por el hecho de comer en el restaurante, luego puedes visitar el mirador de la torre así que es como si la entrada estuviera incluida. Si tenemos en cuenta que dicha entrada cuesta 30$, ya no parece tan caro el menú ¿verdad? El restaurante tiene una plataforma que va girando 360º, gira muy despacito, apenas se nota, pero es espectacular disfrutar de la comida con esas vistas. Algunas fotos del paisaje, y eso que estaba nublado… (Dicen que los días claros se ven hasta las cataratas del Niágara)

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_5

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_6

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_7

Pues eso es lo que hicimos, comer y aprovechar para ver torontontero. Cuando terminas te indican cómo bajar al mirador interior y al exterior, que no tiene mucho porque tiene una reja por seguridad (Obviamente!!!!). La verdad es que una vez que has disfrutado de las vistas desde el restaurante el mirador ya no te parece tan bonito… Es cierto que la entrada de la CN Tower incluye las vistas a ese mirador y a otro más alto, al que nosotros no podíamos acceder así que desconocemos si el más alto es más espectacular.

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_8

Y después lo que todo el mundo paga por ver: el suelo de cristal. Siento decepcionaros pero no es para tanto, aunque la foto de rigor que no falte!!

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_9

En la propia torre hay carteles gigantes explicativos del por qué de la importancia de la CN Tower: ésta fue construida en el año 1976 y en 1995 fue declarada como una de las siete maravillas del mundo moderno por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles. Además, fue durante mucho tiempo la torre más alta del mundo y por tanto uno de los principales recursos turísticos del país.

(Para aquellos que tengáis miedo a las alturas: Marta tiene muchísimo miedo y cuando subes en el ascensor panorámico da un poco de impresión al principio, pero va tan rápido que para cuando te das cuenta ya estás arriba.)

Para acabar, sales por la tienda y listo, se acabó la visita. Más tarde pensamos que hubiese sido más espectacular haber cenado y ver la ciudad iluminada por la noche, pero también mucho más caro. Así que esa nos la guardamos para otra posible celebración. Y sí, lo podemos confirmar, se ve torontontero!!

canadayaestamosaqui_visita_cntower_toronto_4


La Rogers Cup en Toronto

Para aquellos que os estéis preguntando qué es de nuestra vida, os diremos que está siendo un agosto muy movidito, y estamos haciendo y participando en muchas cosas, así que nos queda poco tiempo para escribir 😉

Ya sabéis que es Canadá la climatología juega en nuestra contra así que hay que aprovechar el verano para no entrar en casa… eso se nos ha quedado grabado a fuego durante el pasado invierno. Por eso, vamos a publicar un par de posts sobre en qué hemos empleado nuestro tiempo libre últimamente.

Hace un par de fines de semana estuvimos en la Rogers Cup de tenis. Para aquellos que no sepáis mucho de este deporte, o que ni siquiera os interese, es un torneo que se juega entre Montreal y Toronto y se van alternando tenis femenino y masculino cada año en cada ciudad. Es decir: este año tocaba tenis femenino en Toronto, el año que viene tocará tenis masculino.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_2

Una de las cosas que más me gusta de Canadá es que durante el verano organizan eventos donde se busca que la  gente no se quede en casa y tenga cosas en las que divertirse y para la Rogers Cup hacen todos los años el denominado “Family Weekend”, donde el Rexall Centre (que es donde se juega el torneo) se abre de forma gratuita durante el fin de semana previo al torneo para que la gente pueda disfrutar del tenis.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_4

 

Hay varios juegos para niños relacionados con este deporte y para los adultos es el momento de ver las rondas previas al torneo, de las que también se clasifican tenistas que jugarán durante la semana, aunque sean menos conocidas.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_3

 

Además, puedes ver los entrenamientos de las deportistas de mayor renombre internacional, como es el caso de Serena Williams, que ha sido la sensación de la Rogers Cup este año y que está imbatible. De hecho, lo ganó 😉

La verdad es que si no tienes nada mejor que hacer ese fin de semana y te gusta el tenis (como es el caso de Marta) es un buen sitio al que acudir. Sinceramente, son dos días de tenis gratis muy entretenidos.

canadayaestamosaqui_rogerscup_toronto_1


Cómo ahorrar en Canadá

Ahora que estamos en plena “cuesta de enero”, hemos pensado que sería interesante escribir un post sobre cómo ahorrar unos dólares en nuestro día a día o, más bien, cómo lo hemos estado haciendo nosotros para llegar a fin de mes. Ahora que trabajamos vamos un poquito más desahogados, pero un poquito sólo eh! En general Canadá es un país bastante caro.

En lo que respecta al tema de la comida, lo más importante es saber que la mayoría de los supermercados tienen ofertas que duran toda la semana y entran en vigor el jueves o el viernes, dependiendo del supermercado. Los más baratos son el Nofrills y el Walmart y les sigue muy de cerca el Freshco que, aunque es un poquito más caro, la calidad de los productos es bastante mejor.

Estar atento a este tipo de ofertas es fundamental porque para poder ahorrar hay que saber planificarse y cuando algún producto está barato hay que comprar abundante para que nos dure hasta la próxima oferta. En este caso es importante también no ser muy quisquilloso con el tema de la comida porque para ahorrar hay que adaptarse a los productos del país y, más concretamente, a aquellos que estén de oferta 🙂

El Walmart también está bien para tema de higiene y productos de limpieza, de hecho es más barato que los otros dos y después de estos dos meses nos hemos dado cuenta de que suelen poner alguna oferta suelta entre semana para que la gente vaya todos los días así que nunca está de más echar un vistazo.

Otra de las tiendas importantes es el Dollarama, que es como un “todo a un euro”, y para comprar cosas como recipientes, vasos u otros utensilios de ese estilo está muy bien. Venden de todo, incluso ciertos productos informáticos, así que merece la pena echar un vistazo antes de comprar algo más caro en otro sitio.

En lo que a vestimenta se refiere y si necesitáis comprar ropa de invierno, lo mejor es esperar al Boxing Day porque se puede ahorrar mucho dinerito y, si no ha hecho mucho frío previamente y podemos aguantar con la ropa que trajimos de casa, ésta es la mejor opción sin duda. Los grandes almacenes y centros comerciales hacen bastante descuento el día 26 de diciembre y, aunque sea una locura, si tenemos tiempo podemos acercarnos a “rebuscar” 😉

Nosotros tenemos la suerte de tener un “Value Village” cerca de nuestra casa, que es un sitio donde venden productos de segunda mano. La gente dona cosas que ya no utiliza a una asociación y esta asociación los vende de segunda mano para sacar dinero para caridad. No os podéis imaginar todo lo que se puede encontrar allí!!! Nosotros compramos un secador de pelo por 9 dólares que va fenomenal!!!

Y eso es todo. Cuando empiezas a obtener ingresos parece que ya te puedes relajar un poquito más pero los primeros meses son muy duros (económicamente hablando) y fijarnos en el precio de las cosas nos puede suponer ahorrar mucho dinero.

Esperamos que os sea útil a aquellos que vengáis al país, incluso aunque sea de vacaciones!!!

Marta y Javi