Visita a Niagara-on-the-Lake

No, Niagara-on-the-Lake no es el sitio donde están las famosas cataratas del Niágara pero sí, está cerca. Esta es la excursión que hicimos hace un par de fines de semana aprovechando que teníamos un coche disponible.

Niagara-on-the-Lake es un pueblo pequeñito, está bien para pasar una mañana o una tarde, apenas tiene 4 calles… pero qué calles!!! Todas adornadas con flores y con una arquitectura del siglo XIX. La verdad es que es como viajar en el tiempo… y para muestra un botón 😉

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_1

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_2

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_3

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_4

En la oficina de turismo, que se encuentra en la calle principal (Queens st.) puedes coger un folleto muy cómodo que incluye un pequeño plano y sugiere una ruta histórica que se puede realizar fácilmente en una hora. También puedes descargarlo aquí. Si sigues la ruta llegas hasta el Fort George, que se puede visitar en su interior. Nosotros no lo visitamos porque la entrada nos pareció realmente cara y es parecido al Fort York que se puede visitar de manera gratuita en Toronto.

Ya os podréis imaginar que es un sitio muy turístico, de hecho, los grupos turísticos suelen combinar la visita de Niagara-on-the-lake con la de Niagara Falls, porque en un par de horitas puedes visitar todo el pueblo. Incluso hay un autobús que sale desde las cataratas para poder visitarlo.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_8

Si vais en coche consultad en la web las zonas donde se puede aparcar porque hay algunas gratuitas y otras de pago y la diferencia son 3 minutos andando. No sólo por el dinero, sino porque la duración del estacionamiento es limitada. También se puede consultar aquí.

Desde 2003 su casco antiguo es National Historic Site of Canada. A pesar de su imagen turística, se trata de un enclave con muchísima historia, ya que llego a ser la primera capital de Ontario. Además del municipio en sí, éste tiene una oferta de turismo enológico alrededor brutal, como casi toda la región del Niágara, porque es la región vinícola por excelencia de Canadá.

Los restaurantes no parecen muy baratos, pero el parque principal (Simcoe Park) tiene unas mesas estupendas a la sombra de los árboles para hacer picnic, que es lo que estaban haciendo los lugareños (y nosotros también), así que para los presupuestos limitados también es asequible.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_5

Una de las cosas que más nos llamó la atención es que, a pesar de ser tan turístico, entre el comercio no se encuentran las grandes marcas, sino que todo es comercio local (salvo un Starbucks y un pequeño The Bay, que es una compañía con mucha historia en Canadá).

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_7

Para aquellos que ya estéis por la zona o para los que estéis pensando en venir, es un buen sitio para combinar con una visita a las cataratas o con un día de turismo activo en bicicleta por la zona (antes de entrar en el pueblo hay varias empresas que se dedican a eso y alquilan bicicletas). Sin duda, lugar pintoresco donde los haya.

canadayaestamosaqui_visita_niagara_on_the_lake_6

Anuncios

Visita al Fort York, Toronto

Sí!!!! Por fin!!! Un mes después de haber llegado a Toronto hemos podido dedicar un día a hacer de turistas!!! y no es porque no tuviéramos ganas, si no porque hacia un frío de narices que no invita a hacer turismo. Como anécdota, el día de nuestra visita tuvimos 16 ºC, y al día siguiente 2 ºC y eso que según la gente que vive en Toronto todavía no hace frío.

El domingo pasado fue el Rememberance Day o el día en el que los canadienses (en realidad todos los países de la Commonwealth) recuerdan a los caídos en los conflictos bélicos y misiones de paz en los que ha participado su ejercito. Habíamos pensado aprovechar el día para ir a visitar el Fort York, que es el fuerte desde el que surgió la ciudad de Toronto, vamos, la cuna de la ciudad. Cuando llegamos estaban realizando un homenaje precisamente por tratarse del Rememberance Day y a continuación abrieron el Fort York de manera gratuita para todo el que quisiera visitarlo.

Y allí que fuimos nosotros!!! Algunas fotos que lo acreditan:

Como podéis ver, es un fuerte que se conserva como una isla dentro de la ciudad, con los edificios originales del siglo XIX (los que quedan son de esa época) y recreado para que parezca que retrocedes dos siglos en el tiempo. La verdad es que el contraste con los edificios contemporáneos es brutal…

Creemos que es la parte más antigua que se conserva de Toronto, y eso que originalmente es del siglo XVIII… ya sabéis que antes de esa fecha aquí sólo vivían las denominadas Primeras Naciones. Pero no es el típico museo que te aburre, sino que se nos hizo muy ameno y como hacía tan buen tiempo agradecimos tener que pasear por el recinto para poder visitarlo.

Había mucha gente, pero aprendimos mucho sobre el origen de la ciudad y nos resultó muy interesante. Recomendamos totalmente la visita!!!

Literas en las que dormían los soldados

Ropa de los soldados…

Estas señoras estaban cocinando una receta tradicional y explicaban a los visitantes cómo lo hacían

Más información sobre el Fort York en esta web